sí-se-puede

¿Se Puede Cambiar?


english Read in English

se-puede-cambiar

En el anterior post, “Sobre el Fracaso”, proponía que en realidad el hecho de fracasar es sólo una cuestión de perspectiva y que, si adoptamos la correcta para nosotros, cada vez que nos topemos con un contratiempo o una dificultad, seguir adelante no será tan traumático y doloroso. Fracasar puede ser visto tan sólo como una forma de aprender y de hacerse con los conocimientos necesarios para seguir avanzando y subiendo peldaños en la escalera del éxito.

Una buena amiga que leyó el post me planteó la siguiente cuestión:

¿cómo hacer para ver el fracaso como un peldaño más en la escalera, y no como una gran piedra que nos hunde ¿Cómo podemos hacer para cambiar la perspectiva y no dejar que los fracasos nos hundan?

Efectivamente, como todos somos diferentes y lo que te funciona a ti puede que a mí no me vaya tan bien, hay ocasiones en las que no es suficiente con que nos propongan perspectivas alternativas desde las que afrontar los obstáculos. Puede que, al oír o leer algo diferente, se remueva algo en tu interior, pero necesitas más; ¿por qué? Dos palabras: mente subconsciente y creencias. Deja que te explique.

Tu Mente Subconsciente Gana La Batalla

mente-subconsciente¿Te has preguntado alguna vez (seguro que muchas) por qué a pesar de que deseas hacer algo con todas tus fuerzas, no lo haces? O también: ¿por qué he vuelto a hacerlo si en realidad no quería? Aunque tu deseo es mejorar, tu comportamiento parece que va en la dirección contraria y tú te sientes un mero espectador de tu propia vida; no tienes control sobre tus patrones y conductas contraproducentes, ¡es el colmo!

En realidad, lo que ocurre es que actúas en base a lo que crees y gran parte de tus creencias se formaron antes de que tuvieras 7 años. Esto se debe a que, hasta los 6 años de edad, la actividad cerebral de los niños se encuentra principalmente en el estado de ondas Delta y Theta; es decir, en una especie de estado hipnótico donde toda la información que reciben es interiorizada y grabada en el subconsciente sin cuestionamientos de ningún tipo. En esta etapa la mente racional (las ondas Alfa y Beta) aún no interviene en los procesos cognitivos ya que no empieza a desarrollarse hasta después de los 6 años.

Interesante, ¿verdad? Vayamos un paso más allá. La primera vez que yo tuve acceso a esta información pensé: pero si, a día de hoy, yo creo que puedo hacer esto, ¿por qué me encuentro, una y otra vez, saboteando mis propios planes? Fácil. Lo crees a nivel consciente, pero lo que ocurre es que, en tu día a día, al menos el 95% de tus decisiones, pensamientos y comportamientos están regidos por el subconsciente. La mayoría de nosotros estamos al tanto de nuestras creencias y comportamientos conscientes, pero no de los que están en el subconsciente. Nuestra mente subconsciente le gana la batalla a la consciente, por eso tienes la sensación de no tener el control sobre tus acciones. El doctor Bruce H. Lipton, biólogo celular estadounidense, lo expresa de esta manera:

[e]l subconsciente es un procesador de información un millón de veces más rápido que la mente consciente y utiliza entre el 95% y el 99% del tiempo la información ya almacenada desde nuestra niñez como un referente. Por eso cuando decidimos algo conscientemente como, por ejemplo, ganar más dinero, si nuestro subconsciente contiene información de que es muy difícil ganarse la vida, no lo conseguiremos (Lipton, 2014).

La Clave Está En Las Creencias

pronto-aprendizajeEsto me trae de nuevo al tema de este post: ¿cómo hacer para cambiar nuestra perspectiva? Tu perspectiva está íntimamente relacionada con tus creencias. Pensamos que experimentamos el mundo tal y como es. Pero lo cierto es que hay “tantos mundos” como personas habitan en él. Cada uno vive y siente su mundo en función su programación, es decir, en función de esas creencias que fuimos recibiendo desde nuestra más tierna infancia. Nuestra familia, nuestros profesores, nuestros amigos… Todos nos comunicaron su particular versión del funcionamiento del mundo y de la vida: quiénes somos, hasta dónde podemos y no podemos llegar, lo que es justo y lo que no lo es, lo que está bien y lo que no lo está… Luego hemos combinado toda esta información con nuestra propia experiencia y hemos llegado a unas conclusiones que hemos catalogado como verdad absoluta. Esas verdades son nuestras creencias, nuestra particular perspectiva. Pero recuerda, como digo en el post anterior, nadie posee la verdad absoluta, sino tan sólo su propio concepto de ella.

¡Sí! ¡Se Puede Cambiar!

sí-se-puede

Lo bueno es que las creencias se pueden cambiar. A veces basta con sumergirse en la lectura o el visionado de todo aquello que desafía nuestras creencias limitantes e insistir, como un buen estudiante. Las afirmaciones positivas de la autora norteamericana Louise L. Hay siguen esta lógica. Muy relacionada también con la faceta lingüística está la PNL o Programación Neurolingüística que ha demostrado ser altamente efectiva a la hora de transformar conductas, las emociones asociadas a las mismas y, por ende, los resultados obtenidos.

Pero también puede suceder que no baste con identificar y comprender que ciertos pensamientos nos hacen daño sino que hay que ir un poco más allá. A mí, personalmente, lo que mejor me ha funcionado hasta ahora es el “tapping” o EFT (siglas en inglés para referirse a Emotional Freedom Technique o, en español, Técnicas de Liberación Emocional). También he probado la técnica PSYCH-K® con muy buenos resultados. Otras herramientas muy poderosas son la meditación y la visualización. Iré ampliando información sobre todo esto en siguientes posts 😉

Y, lo más importante, si quieres cambiar, puedes cambiar 😉

Espero que este post haya aclarado tus dudas y, lo más importante, te haya acercado un poquito más a la felicidad 😉 Si te apetece, deja tu comentario abajo, ¡ya sabes que me encanta intercambiar ideas!

Te dejo aquí abajo un video con una historia muy bonita. Seguro que te gustará y te ayudará a entender mejor todo lo que te he expuesto en este post. ¡Disfrútala!

happy-coaching

Photo credit: 1, 2, 3, 4


Referencias:

Lipton, B. H. (2014). “Lo que pensamos varía nuestra biología”. La Vanguardia. Retrieved from LaVanguardia.com website: http://www.lavanguardia.com/lacontra/20110909/54213913374/lo-que-pensamos-varia-nuestra-biologia.html




Si te gustó este artículo, ¡compártelo, plis! :-)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Artículos Relacionados:

Sobre el Autor: Luz

La práctica profesional de Luz se encuentra muy vinculada a su historia personal con el peso, la imagen corporal y la salud. Tras sufrír problemas de sobrepeso durante casi 20 años y acumular un sobrepeso de casi 30 kg, su salud tanto física como emocional se empezó a resentir por diversos frentes. No es por ello casual que realizara un doctorado en Medios de Comunicación y Estudios de Género (Universidad de Swansea, Reino Unido). En su investigación ha estudiado qué tipo de mensajes relacionados con la imagen corporal predominan en la cultura popular actual, cómo tales representaciones se perciben por el público, y cómo se relacionan con el desarrollo de conductas disfuncionales. Entre la variedad de perspectivas analizadas en sus trabajos se incluyen los cánones de belleza dominantes, el sobrepeso, la distorsión de la propia imagen corporal, las estructuras de poder, la sexualidad o el balance de la vida profesional y la personal. Profesionalmente, está altamente familiarizada con el efecto devastador que pueden tener los actuales cánones de belleza promovidos por un sinfín de medios, revistas, programas televisivos, estrellas de cine o de música, y cómo estos pueden permear fácilmente nuestras mentes o la de la gente que nos rodea. Hoy Luz ha superado sus problemas de peso y ha recuperado su salud. Motivada por la necesidad de ayudar a otras personas como tú a salir del infierno en el que ella misma se había visto inmersa durante 20 años, Luz se certificó como Coach Profesional. Actualmente vive en Suecia, desde donde dirige Happy Coaching by Luz, con una práctica de cientos de horas de coaching con personas que buscan superar diversos problemas de imagen corporal, emocionales o profesionales. Puedes leer su biografía completa aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.


*